Galacho de Juslibol

Galacho de Juslibol

El Parque Natural del Galacho de Juslibol, se encuentra a tan sólo unos kilómetros de la ciudad de Zaragoza, en el barrio rural de Juslibol. Sus formaciones rocosas, zonas verdes y lagunas, hacen de este espacio un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza en familia o practicar deportes como el ciclismo. ¿Quieres respirar un poco de aire puro sin moverte de la ciudad? ¡Este es tu sitio!

Un Parque Natural a pocos kilómetros de la ciudad de Zaragoza

¿Cómo llegar al Galacho de Juslibol?

Puedes llegar a través de diferentes vías:

  • A pie desde la ciudad de Zaragoza. Aunque son unos cuantos kilómetros, dependiendo desde donde comiences la ruta, si te gusta caminar y quieres darte un buen paseo, es posible.
  • Mediante autobús urbano. La línea 43 llega hasta el barrio de Juslibol, una vez en este punto, hay que andar aproximadamente 2 kilómetros hasta llegar a la entrada del parque.
  • Con coche. Os recomendamos entrar por el barrio de Juslibol y aparcar el coche allí mismo, o en alguno de los parkings que encontraréis conforme os vayáis acercando a la entrada del parque. Depende del horario, estos aparcamientos pueden estar más saturados cuanto más tarde sea.
¿Qué hacer dentro del parque?

Una vez en la entrada, la cual es completamente libre, encontramos un gran espacio compuesto por áreas infantiles, zonas de pícnic para poder almorzar tranquilamente y un centro de visitantes en el que se organizan diferentes actividades.

A medida que vamos avanzando, nos adentramos cada vez más en la naturaleza, esta parte es perfecta para hacer una larga caminata ya que se pueden recorrer varios kilómetros, a pie o en bicicleta. Nososotros optamos por llevar una mochila con bocadillos y refrescos y explorar durante toda la mañana el lugar.
A lo largo de la ruta se pueden encontrar diferentes lagunas, que junto a las formaciones rocosas del fondo, forman unos paisajes preciosos tal y como podéis ver en las imágenes.

Para los que no sepáis que son los galachos (nosotros tampoco lo sabíamos antes de investigar), se trata de surcos formados por la erosión de las aguas o meandros abandonados. En este caso, estos surcos fueron creados durante crecias del río Ebro. En Aragón de pueden encontrar diferentes Galachos gracias a este río.
Con respecto al recorrido, es bastante fácil y plano, aunque si quieres puedes adentrarte en lugares un poco más silvestres que si que requiere de un poco más de cuidado, pero por lo general es una ruta bastante amena por la que pasear en familia e incluso con carrito de bebé.


En días de calor os recomendamos llevar una gorra y protector solar, ya que aunque hay zonas de arboleda, la mayoría del camino es al descubierto y puede ocasionar alguna que otra quemadura, lo decimos por experiencia.
Por lo que si te gusta hacer rutas de senderismo a pie o en bicicleta, disfrutar de la naturaleza, relajarte cerca de una laguna o hacer fotos, este lugar es perfecto para tí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba